Aditivos de combustible

Los aditivos mantienen la calidad del combustible, lubrican y cuidan todas las piezas móviles y ayudan a la reducción de emisiones contaminantes. Además evitan que se acumule a suciedad en las partes más sensibles del motor, como los inyectores o las válvulas de inyección

Un aditivo de combustible no original puede causar daños en el motor y en el catalizador del vehículo, causados por la acumulación de residuos. Se recomienda su uso dos veces al año.