Filtro de aceite

Los filtros de aceite eliminan los restos de combustión, carbonilla, hollín y abrasión metálica del aceite circulante del motor. Un filtro de aceite en mal estado puede provocar un aumento del consumo de combustible y la reducción de potencia. Además, puede causar daños en los cojinetes e incluso llegar a desgastar y averiar el motor. Los filtros de aceite aseguran una larga vida útil del motor y una alta capacidad de su rendimiento.